Laguna Blanca, Formosa, Argentina...
Laguna Blanca, Provincia de Formosa, Argentina
Alzándose en el noreste de la Provincia de Formosa, la ciudad de Laguna Blanca disfruta de emerger entre la exhuberancia que la naturaleza ostenta por estas latitudes. Serena, agradable y con un entorno más que atrapante, es un destino ideal para disfrutar en familia.

Calles anchas y muy arboladas recorren el conglomerado urbano invitando a descubrir los rincones más bellos: la Plaza Principal también estalla de verdes que se combinan con el radiante colorido de las flores; senderos, pérgolas y monumentos, que recuerdan a grandes personalidades, completan el diagramado de este encantador espacio. Continuando el paseo, la imponente Iglesia sorprende con su arquitectura en forma de arco y el gran vitral con forma de cruz que expone en el frente.

Muy cerca del Parque Nacional Río Pilcomayo, permite deleitarse con recorridos paisajísticos únicos que descubren toda la diversidad de un ecosistema formado por una nutrida flora y fauna autóctona. Una gran laguna, de la que proviene el nombre de la ciudad, regala toda la cristalinidad y pureza de sus aguas completando un paisaje de ensueño.

Postales urbanas; imágenes que estallan de belleza natural; tranquilidad en su máxima expresión; y el plus de la cordialidad de los lugareños, hacen de Laguna Blanca un sitio para siempre regresar.




  Destacados de Formosa
Casa Grande
Apart Hotel