ciudad de buenos aires

Seguimos conociendo Buenos Aires

Seguimos paseando por Buenos Aires, punteando sus lugares típicos, tan señalados por el turismo internacional y que en ocasiones pasan desapercibidos para los argentinos.

Hoteles en ciudad de Buenos Aires http://www.argentinaturismo.com.ar/buenos-aires-ciudad/hoteles.html

Por ejemplo, si elegimos Buenos Aires, cómo no pasear por San Telmo, ese barrio añoso, con calles trazadas por el empedrado, bordeado de casonas antiguas puestas a bien por restauraciones cuidadosas que rescatan el aire colonial de la vieja ciudad. Estas generosas construcciones de antaño, han sido reutilizadas y transformadas en atractivos bares, cafés, restaurantes o comercios, cada uno con una estética particular. También estas casonas, con grandes habitaciones y patios centrales aireados, han sido reconvertidas en Hostels, una modalidad de alojamiento muy de moda y requerida por viajeros de todo el mundo.

San Telmo es una postal de la colonia, allí se huele el tango, el arte callejero, los locales vintage. Quien suscribe a la idea, puede presenciar y tomar clases de este baile que nos referencia a nivel mundial, sentarse a ver una obra de teatro en la calle, parar en un bar a deleitarse con cartas de autor, degustar en restaurantes de alta gastronomía internacional o lo que parece mejor opción, probar el menú de un típico bodegón.

Las luces de la noche la vuelven aún más especial y el encanto del arte, la cultura y la diversión permiten armar un sinfín de programas.

La Plaza Dorrego, declarada Lugar Histórico Nacional, es otro de sus atractivos especiales. Allí se organiza una de las feria de antigüedades más grande, con unos 250 puestos donde se ofrecen antigüedades y reliquias, como juguetes, lámparas, vajilla, muebles, discos, cristalería, ropa, fotos y objetos de colección, entre otros. Durante los fines de semana se cierra el tránsito lo que hace posible las caminatas libres y amplias.

El Mercado de San Telmo también en un espacio imperdible, allí convergen antigüedades con puestos de verdura, carnes y comidas.

Y la lista sigue y se vuelve cada vez más interesante: la casa mínima, el Paseo de la Historieta, sus iglesias antiguas, museos, cada rincón es imperdible y maravilloso, San Telmo es un destino que por sí mismo puede encantar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *