brujula

Rosario al alcance de la mano

Esta ciudad maravillosa, a la vera del río Paraná, se convierte en una opción excelente para pasar un fin de semana largo. Conocida por tener una oferta cultural increíble, buena comida, parques generosos con mucha naturaleza y una costanera muy bonita.

Los espacios verdes son sede, en muchos casos, de muestras de arte, programación de actividades al aire libre y alternativas para que los más chicos disfruten jugando.

Por su parte para los que disfrutan del agua, ya sea navegando o pescando, cuenta con unas playitas de arena muy cuidadas, donde también de noche se da una gran movida nocturna, con barcitos notables, más arte y buena mesa. Durante el día se pueden practicas los más variados deportes acuáticos, disfrutar de la hermosa vista e incluso navegar para contar con una perspectiva muy distinta de la ciudad.

La cuna de la bandera también posee un casco histórico para recorrer, destacándose sus reminiscencias francesas. Uno de los sitios históricos más reconocidos a nivel nacional es el Monumento Nacional a la Bandera, un enorme complejo junto al rio con un obelisco que conmemora el que fue el primer izamiento de la bandera nacional durante la Guerra de la Independencia de Argentina en el siglo XIX.

Si la idea es seguir recorriendo sitios de interés se pueden visitar sus museos, entre los que se destacan el Museo de Arte Contemporáneo, el cual se inauguró en los que fueran los silos cerealeros del puerto, donde alberga la más importante colección de arte contemporáneo de la región.

Otra opción es realizar un paseo por sus distintos puestos de artesanos, donde se conjugan diferentes muestras, venta de comidas típicas, antigüedades, ropa vintage, entre otros.

Cuenta la ciudad además con una oferta gastronómica de primera línea, buenos hoteles y una vida nocturna digna de una ciudad cosmopolita.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *