jujuy-25

Jujuy te agasaja con buenos platos

El buen clima, las distintas alturas sobre el nivel del mar con microclimas diferentes, generan un buen contexto para el crecimiento de una particular agricultura jujeña y amplía el abanico en la oferta gastronómica.

Sus productos tienen historias ancestrales y también muchas recetas siguen procesándose según esas viejas costumbres, lo que las vuelve maravillosas y diferentes a la vez. Nada de enlatados, todo al natural y de allí al plato, los sabores de los productos típicos deleitan el paladar.

La cocina andina es una fusión de cocina española y criolla, seleccionando lo mejor de cada una. Es así que los platos jujeños mantienen una fuerte influencia aborigen, basándose en ingredientes clásicos como el maíz, papas, zapallos, quinoa y carnes de llama, también vaca, cerdo y gallina. Existen variedad de quesos de cabra y quesillos. Las empanadas, por ejemplo incluyen en su relleno ingredientes increíbles como papa, arvejas, variedades de maíz y zapallo, tubérculos – chuño, paa secada de noche a la helada y de día al sol, oca ulluco, batata-, maní, kiwincha, coca, etc.

Por otra parte en la región hay buena producción de palta, cayote, oliva, cebollas, ajos e higos, tomates y muchas especies como las semillas de achiote, que también se utilizan en México. En lo que respecta a los chacinados provienen sobre todo de llamas, hay variedad de porotos y sales saborizadas.

Empanas, tamales, humitas, locros, carnes asadas todo esto y más puede disfrutarse en rodeado de paisajes de salinas, planicies, lagunas junto a imponentes montañas o estepas. Cada rincón de Jujuy sorprende por su particularidad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *