brujula

Rosario en dos días

Rosario es una de esas ciudades que cuenta con atractivos clásicos que siguen cautivando a quienes la visitan y a los que suma propuestas renovadas para seguir siendo una ciudad con gran movida cultural.

Entre las bellezas que tiene esta ciudad bendecida por el Río Paraná está su costanera y la zona del puerto, el que puede ser recorrido acompañado de guiados para conocer la historia de estas costas, la llegada de los primeros inmigrantes y las diferentes actividades que se desarrollaron a través de uno de los puertos más importantes del país.

En la ciudad abundan los parques y espacios verdes maravillosos como el Parque Independencia, donde se puede pernoctar y disfrutar de todo el esplendor de la naturaleza.

Otra visita emblemática es el monumento a la Bandera, icono de la ciudad y un paseo interesantísimo, es toda una obra arquitectónica y las vista que ofrece un regalo.

También el conocido boulevard Oroño es un paseo magnífico para hacer a pie, recorrer sus plazoletas, disfrutando del paisaje de palmeras y antiguas casonas que lo enmarcan.

Y para seguir recorriendo y disfrutando un atractivo imperdible es el mercado de Frutos culturales que se desarrolla en los antiguos galpones de la costa céntrica, donde pueden visitarse los puestos de emprendedores con propuestas de indumentaria, diseño de objetos de decoración y accesorios, viveros, productos de almacén puramente artesanales, juguetes, vinilos, ventas de revistas y comics, objetos para coleccionismo, papelería entre otros muchos.

Opciones para toda la familia y muchas de ellas gratuitas o accesibles.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *