merlo

Razones por las que Merlo gusta tanto

Esta ciudad de San Luis es elegida como destino familiar o de amigos por diversas razones, ya que cuenta con una oferta de actividades que incluyen a toda la familia y algunas aventuras para los más osados.

Merlo se encuentra en el Valle de Concarán, al oeste de las Sierras de los Comechingones. Cuenta con la reserva floro-faunística que posee cantidad de flora y fauna para admirar y fotografiar, pero donde también se puede hacer trekking o en su defecto subir a una tirolesa y combinarse con escalada y rapel.

Ver Cabañas en Merlo, San Luis.

Otro de los paseos posibles son Los Molles o Corredor de los Comechingones, que también posee opciones de trekking diferentes. Entre las más lindas posibilidades se encuentra uno denominado Ecosenda de los sentidos.Otro paseo muy recomendado también es al Dique Piscu Yaco, allì se puede encontrar un puesto de artesanos y productores locales donde comprar artesanías y comidas propias del lugar. 

Otra visita obligada, sobre todo si se va en verano, es a los Pasos Malos, allí entre tanta naturaleza aparecen unos chorros de agua de vertiente donde refrescarse. En el lugar, sobre todo en épocas altas se disponen para la llegada de visitantes, distintos puestos que conforman un circuito gastronómico de chivitos.

Un recorrido diferente puede ser al monasterio, el cual es habitado por monjas que montan una “guarda santa”, viven en silencio y aisladas del exterior. Queda a unos 4 kilómetros de Cerro de Oro y el lugar es increíblemente tranquilo, desolado e inspirador.

Otros paseos posibles son a la alfarería del Cerro de Oro, donde se puede conocer un taller y cómo trabajan sus artesanos; al emprendimiento familiar Mundhongo, donde se cultiva y procesa artesanalmente hongos comestibles y donde se puede disfrutar de una degustación.

Finalmente para los más aventureros, Merlo es famosa por contar con los mejores sitios y de gran altura para realizar parapente.

La belleza del paisaje y la bondad del clima durante la mayor cantidad de tiempo durante el año lo hacen posible. Hay que vivirlo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *