FOTO

Descubre cómo hacer una Intro creativa

La introducción es una parte importante en cualquier vídeo. No es obligatoria, pero cuando se hace bien, añade un toque especial a tu proyecto. Sin embargo, es un error pensar que hacer una intro es algo difícil, ¡no lo es!

Hay muchos estilos y maneras de hacer introducciones, algunas son más fáciles y otras requieren más habilidades y recursos, pero siempre es posible hacer una buena introducción, no importa en qué situación se encuentre el editor.

¿Quieres saber cómo hacer una introducción creativa? Sigue leyendo y conoce nuestros consejos y ejemplos:

Una buena intro no siempre es la que está llena de efectos especiales

Para quien está iniciando en el mundo de la edición, es común pensar que una intro debe ser algo similar a lo que solemos ver en programas de televisión o en canales de profesionales en YouTube: unas letras en movimiento, con efectos fantásticos y demás. Para un editor principiante, esto puede causar desesperación, porque ese tipo de trabajos se hacen con un software profesional, que suele ser costoso y difícil de usar. Sin embargo, las introducciones de este tipo a veces ni siquiera se ajustan al propósito del vídeo, y puede llegar a ser exagerado. Lo simple puede ser muy eficaz.

La creatividad es mucho más importante que tu nivel de profesionalidad y existen programas de edición que son muy intuitivos y facilitan la creación de intros para videos.

Junta tus grabaciones y juega con los efectos

Imagina que eres un ciclista que graba sus rutas en bicicleta y quieres hacer un vídeo que recoja los lugares más bonitos que has visitado durante tus vacaciones. Una forma muy bonita de hacer la introducción es juntar algunos clips cortos, añadir algún efecto discreto como un filtro de color diferente, poner un bonito efecto de transición y que al final, aparezca el título del vídeo. Simple y bonito, ¿no?

Cuidado con el tiempo

La introducción tiene que ser algo agradable, pero que no canse. Debe tener una duración adecuada. No hay un tiempo exacto ni una fórmula, sin embargo, si se trata de una apertura para ser vista una sola vez, es posible hacer una intro larga. Pero si se va a utilizar muchas veces, quienes la vean pueden cansarse después de un tiempo, por lo tanto, lo ideal es que sea de corta duración.

Algunos ejemplos con series

¿Ya viste “La casa de Papel”?, la serie tiene una introducción muy creativa, tiene dibujos, animaciones gráficas muy interesantes, y la música también es buena. Sin embargo, la duración es un poco larga y hace que la introducción se haga pesada después de varios episodios.

Por otro lado tenemos la intro de la serie “House”, donde se mezclan algunas escenas de la serie con algunas animaciones gráficas, el tiempo de la intro es corto, lo ideal en caso de intros que serán repetitivas.

La serie “Fargo” ha adoptado un estilo de apertura diferente. La historia se desarrolla en un lugar muy frío, la nieve siempre está en todas partes. Todos los episodios comienzan de forma similar: primero hay un plano de una carretera, pero nunca la misma carretera, o al menos no en el mismo tramo de carretera, y de repente aparece algún personaje caminando o conduciendo por esa carretera. Siempre va a algún lugar que inicia la historia del episodio. Tras el paso del personaje, el título “Fargo” aparece en el horizonte. Así, la serie tiene una apertura que nunca es la misma, pero sigue un patrón y asume una identidad.

Añade la introducción en la historia

La introducción no tiene por qué ser algo independiente, también puede aprovechar las escenas y encajar en alguna parte. Hay un estilo de apertura que aparece en algunas películas y es súper interesante; para explicarlo usaremos otro ejemplo ficticio: imagina que empieza una película; en la primera escena hay dos personajes hablando en una habitación, pero la conversación no es muy importante y cada uno está concentrado en hacer algo; la película muestra lo que están haciendo, muestra un poco el entorno, y cuando el diálogo termina, el título de la película aparece en algún lugar en medio del plano. En ese sentido, la introducción era la propia escena. Bastante simple, pero si se hace bien, puede llevar a un resultado bastante diferenciado y creativo.

Ahora depende de ti

En Youtube vemos muchos canales con intros llenas de efectos y animaciones, pero a menudo les falta encanto. Con sencillez y creatividad se puede hacer una intro que sea muy interesante de ver, que mantenga la atención del espectador y que llene de orgullo a la persona que la hizo. Y después de estos consejos, seguro que podrás hacerlo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *