Islas de Colon, Entre Rios

Lanzamiento del Corredor ecoturístico del Litoral, una apuesta al crecimiento

El turismo como factor de crecimiento de una comunidad, la denominada industria sin chimenea, se traduce entre otras cosas en la generación de nuevas fuentes de trabajo, el reposicionamiento de un destino y el aprovechamiento sostenible de un grandioso patrimonio natural y cultural de una región. Todo esto es posible en el litoral argentino debido a su rica naturaleza, los paisajes, el agua, recursos que permitirán posicionarlo nacional e internacionalmente con foco en actividades ecoturísticas.

La iniciativa de creación de la marca Corredor Ecoturístico del Litoral Argentino prevé una inversión de más de 350 millones de pesos y es acompañado de acciones como fortalecer las conectividades aérea, terrestre y fluvial y la preservación de las áreas y territorios que integran el corredor.  “Este compromiso que estamos asumiendo junto a las provincias es el de cuidar la naturaleza, nuestros recursos, nuestra gente”, destacó Santos en el lanzamiento de la iniciativa. El acto oficial fue realizado en el Teatro Vera de la Ciudad de Corrientes, encabezado por el ministro junto a los gobernadores de Corrientes, Ricardo Colombi; de Misiones, Hugo Passalaqua; y de Chaco, Domingo Peppo. Entre los objetivos está el de posicionar a la Argentina como principal destino turístico de la región.

En este marco fue firmada un acta de intención entre el Ministerio de Turismo de la Nación y la Entidad Binacional Yacyretá donde la entidad se compromete a financiar el proyecto y otras actividades como la elaboración del guión interpretativo y la construcción de la obra para el Centro de Interpretación del Corredor Ecoturístico del Litoral, con sede en la ciudad de Ituzaingo.

El corredor incluye cuatro áreas estratégicas: Iguazú y Moconá (provincia de Misiones), Iberá (provincia de Corrientes), Impenetrable (provincia de Chaco) y Bañado La Estrella (provincia de Formosa). Todos estos lugares cuentan con un marco natural increíble que posibilitan  por un lado, mediante el corredor fluvial del Río Paraná-Paraguay, un ámbito propicio para desarrollar cruceros fluviales y fortalecer todas las prácticas deportivas y recreativas ligadas al agua, además de todas las actividades ecoturísticas como observación de aves y senderismo. Y por otro lado, el Corredor Internacional de las Misiones Jesuíticas Sudamericanas, donde se conjugan atractivos culturales como la religión, las fiestas y festividades y la gastronomía.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *