ballenas

Las ballenas de Puerto Madryn, un acto que no hay que perder

Ya es tiempo de ballenas y hasta noviembre los visitantes podrán verlas tan cerca que pareciera que pueden tocarse. Puerto Madryn y la Península de Valdés, esta última declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, tienen todo para pasar un tiempo sin igual. Viajes tradicionales para el avistaje de estos ejemplares que también pueden observarse desde la misma orilla, recorridas por las costas en catamarán, en 4 x 4, haciendo mountain bike o en kayak.

Para los atrevidos y bien entrenados hay una alternativa de buceo con lobos marinos y en esta época es el mejor momento de realizar esta actividad dado que los lobos son cachorritos y se acercan a los buzos sin peligro. Esta actividad es sin dudas una de las experiencias más memorables de contacto con la naturaleza.

A estas posibilidades de exploración y contemplación se suma el Yellow Submarine, un semisubmarino con ventanas bajo el agua que habilita las mejores vistas de estos mamíferos en su hábitat y a través de sus hidrófonos se puede incluso escucharlas.

Cada año las ballenas franco austral se reúnen en estos puntos para aparearse, dar a luz y enseñar a nadar a sus crías, un regalo de la naturaleza para los afortunados observadores.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *