TALAMPAYA4

Las historias de dinosaurios nos siguen atrapando

Por sus tamaños y formas, sus características particulares, por las historias que los rodean, los dinosaurios siguen atrapando la curiosidad de grandes y chicos. Argentina cuenta con un número importante de descubrimientos arqueológicos que ubica a estos grandes especímenes en varios puntos de nuestro territorio.

En el sur, en La Rioja,  aparecen y aparecieron restos fósiles de criaturas increíbles que han convocado a expertos paleontólogos del mundo para ver y analizar su procedencia.

Inspirados en estos descubrimientos se han montado museos y sitios de interés que recrean la vida de estos animales prehistóricos, que tanto material han dado a las historias del cine. Por ejemplo en Trelew, Chubut, se encuentra una réplica gigantesca del dinosaurio más grande del mundo, en honor al encuentro de los restos fósiles de un Titanosaurio, un ejemplar de 40 metros de largo y 80 toneladas de peso que vivió hace 95 millones de años. Así se pone en escenario real, la existencia de animales imponentes que caminaron esos suelos hace millones de años.

Para conocer más y visitar hay distintos sitios como la Sierra de Las Quijadas donde los dinosaurios dejaron huellas visibles sobre las areniscas del Potrero de Aguada y en el Museo de Historia Natural de la Universidad de San Luis; en el Valle de la Luna en San Juan; en Talampaya, en el Museo de Ciencias Antropológicas y Naturales de La Rioja, donde hay réplicas en tamaño real que recrean la vida de estos animales; en el Parque Geológico de Dinosaurios de Sanagasta; en el Chocón Neuquén; en el Bosque Petrificado Florentino Ameghino, el Bosque Ormachea y en el Museo Paleontológico Egidio en Chubut; en el Bosque Petrificado Jaramillo, en el Bosque Petrificado La Leona de Santa Cruz; en el Museo María Inés Kopp, en el Museo Naturalístico y Antropológico, en el Museo Patagónico de Cs. Naturales y en el Museo Paleontológico Lamarca de Río Negro; en el Museo Carmen Funes de Neuquén; en el Museo de Ciencias Naturales Augusto Schulz de Chaco; en el Parque de la Prehistoria y en el Museo Pronvincial de Historia Natural de La Pampa; en el Museo de Ciencias Naturales de San Juan; en el Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia de Buenos Aires; en el Museo de La Plata; en el Museo Paleontológico de San Pedro; en el Museo de Ciencias Naturales de Marcos Paz; en el Museo de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia de Mar del Plata; en el Museo Legado del Salado de Junín; en el Museo Juan Manuel de Rosas de Virrey del Pino; en el Museo de Paleontología y Arqueología de Salto; en el Museo de Cs. Naturales Carlos Darwin de Punta Alta; en el Parque Temático Costa Salvaje del Partido de la Costa; en el Museo de la Asociación Paleontológica de Bariloche; en el Museo de Ciencias Naturales de Córdoba; en el Museo de Antropología y Ciencias Naturales y en el Museo de Ciencias Naturales Guillermo Cadret de Entre Ríos; en el Museo de Ciencias Naturales Florentino Ameghino de Santa Fe y en el Museo Miguel Lillo de Tucumán. Un sinfín de opciones en todo el territorio que albergan la historia y el misterio que rodeó a estos titánicos de la fauna.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *