tigre

Tigre y el encanto del agua

Tigre es una ciudad increíble, sacada de una película, ofrece a los sentidos postales soñadas de río, sol y el verdor de la vegetación que resalta en tan maravilloso entorno.

Las viviendas apostadas a una y otro orilla, con sus propietarios disfrutando en la antesala del agua, mateando desde sus pequeños muelles que no son otra cosa que la puerta de ingreso a sus moradas.

Por estas particularidades, por su cercanía con las grandes urbes que la convierten en un destino accesible, por las propuestas turísticas que se acomodan a su alrededor, la ciudad recibe más de 5 millones y medio de turistas en todo el año

Pasa que sólo recorrerlo con la vista es una experiencia increíble. Se pueden realizar recorridos en catamaranes o embarcaciones de porte más pequeña, para conocerlo de punta a punta, escuchando el río del agua contra el barco, sintiendo el calor del sol en el cuerpo, disfrutando de los sonidos de la naturaleza…

Pero no sólo en el agua se disfruta Tigre, otras actividades como trekking, senderismo, tours de avistaje y también de fotografía, paseos en bicicleta, todo es más lindo por el entorno que posee el lugar. Otra alternativa de recreación es conocer la arquitectura de la ciudad, el museo de Arte y el Naval de la Nación, entre otros, también está en estos parajes enclavada la que fuera casa de Xul-Solar, y otros edificios importantes.

Un paseo que hay que hacer de manera obligada es el Puerto de Frutos, ya que allí se apostan comerciantes y artesanos con productos únicos de cestería, jardinería, decoración, etc. Son más de 1000 comercios con productos que utilizan en su hechura materias primas que abundan en la región. Verdaderas artesanías con acabados únicos.

Para almorzar, tomar algo o cenar, hay bares y restaurantes con mucho pescado, también con platos típicos argentinos y algunas cartas internacionales. La mayoría de cara al río, permiten a los comensales seguir disfrutando de panorámicas fascinantes.

Tigre sorprende por su naturaleza, por la disposición de la ciudad y su arquitectura, porque donde hay agua todo es diferente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *