San Bernardo, Buenos Aires

San Bernardo, un destino tradicional y accesible

San Bernardo tiene historia como punto turístico de verano, puesto que por el año 1943 estas tierras pertenecientes a la Estancia San Bernardo fueron forestadas con el firme propósito de poder ser disfrutada como destino de playa y recreación. En ese entonces se fue dando el inicial loteo de la ciudad, apareciendo así el primer chalet, el cual se convirtió en un punto de referencia, denominado Ranchito Pompeyano, para aparecer detrás de él otras construcciones que le fueron dando la impronta al lugar. La avenida principal fue creciendo y hoy cuenta con un gran centro comercial y excelentes servicios de gastronomía.

Esta ciudad balnearia está ubicada en Buenos Aires, a unos escasos 50 kms. de Pinamar, otra ciudad de reconocida trayectoria. Sus playas son muy cuidadas, bañadas por el mar argentino, en el accidente denominado cabo San Antonio. Cuenta con hoteles para todos los presupuestos y con precios accesibles que permiten elegirla para unas vacaciones de moderado presupuesto. Al estar cerca también de Cariló, Villa Gesell, San Clemente y Mundo Marino, es ideal para ir en auto y recorrer alrededores.

Cuenta con una plaza preciosa, diseñada por paisajistas con árboles antiquísimos, que incluye juegos para los más pequeños, senderos para caminatas, un anfiteatro para asistir a espectáculos al aire libre, ferias y eventos. La localidad cuenta además con el Museo de la Fundación y un Observatorio de la Costa donde conocer el planetario, el sistema solar y las galaxias más próximas.

San Bernardo recibió desde sus principios la mote de la ciudad del Sol y la Familia, es por eso que allí se celebra desde 1985 la Fiesta Nacional del Sol y la Familia, la cual se puede disfrutar en el mes de diciembre. Sin dudas es una opción para pasar el verano en familia, pareja o con amigos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *