cataratas

Turismo en Puerto Iguazú, Misiones

Todo es posible en la ciudad de Puerto Iguazú porque su imponente paisaje, que da lugar al turismo ecológico, también aparece como propicio para el turismo aventura, y además, está cruzado por costumbres y técnicas aborígenes que lo tornan apto para recorridos culturales. Bellezas incomparables, riesgo y adrenalina, naturaleza y serenidad, este espacio misionero es capaz de resistir cualquier adjetivo calificativo halagador y, sin embargo, ninguno es suficiente para describirlo.

Para los amantes de la aventura la oferta es inagotable en este espacio geográfico donde la naturaleza salvaje hace sentir la adrenalina en su máxima expresión a quienes se internan en la Selva ParanaenseTrekking por senderos selváticos observando la fauna y la flora típica de la zona; escaladas por riscos de más de 20 metros de altura; rappel por paredones de roca de 25 metros; paseos náuticos, raffting y flotadas por el río Iguazú; son algunas de las opciones que quedan libradas al nivel de riesgo que cada visitante se anime a afrontar.

Prodigio de la naturaleza, Puerto Iguazú, Misiones, guarda entre sus límites las más fascinantes bellezas constituyendo paisajes de ensueño habitados por las más diversas especies de flora y fauna. Admiración de indescriptibles panoramas, safaris fotográficos, y la increíble sensación del contacto con la tierra y el aire puro, tanta hermosura parecerá no caberle en los ojos ni en el cuerpo.

Otra irrechazable invitación de Puerto Iguazú consiste en recorrer sus caminos cargados de riqueza cultural. Conocer la cultura guaraní, sus costumbres y técnicas; disfrutar de jornadas en las aldeas aborígenes; llegar hasta el Hito Tres Fronteras para contemplar a escasa distancia las diferencias existentes entre Argentina, Brasil y Paraguay; constituyen sólo una muestra del gran catálogo preparado por esta ciudad misionera para satisfacción de sus visitantes.

Ver información de Hoteles, Cabañas y Bungalows, Apart Hotel, Alojamiento Rural, Camping, Hosterías y Posadas, Hostels y Residenciales

Una catarata de sensaciones lo inundará en Puerto Iguazú, Misiones, el sitio perfecto para unas placenteras vacaciones familiares.

Turismo en Cataratas del Iguazú, Provincia de Misiones, Argentina

Imponentes, desafiantes, majestuosas, admirables, no existe en lenguaje alguno la palabra capaz de describir completa y perfectamente este milagro de la naturaleza. Las Cataratas del Iguazú, situadas en el extremo noroeste de la provincia de Misiones, a 17 Kilómetros de la ciudad de Puerto Iguazú, constituyen uno de los privilegios naturales más atractivos de Argentina. Visitadas permanentemente por miles de turistas que llegan hasta estos suelos desde todos los puntos del mundo, exhiben orgullosas sus bellezas incomparables ofreciendo a sus visitantes una amplia gama de actividades a desarrollar en el territorio anexo.

Rodeadas por un marco salvaje y agreste de vegetación subtropical, las Cataratas del Iguazú brotan a 23 kilómetros de la desembocadura del río homónimo, alcanzando alturas que oscilan temerariamente entre los 50 y 80 metros. Compartidas con el limítrofe Brasil, la frontera inaccesible se dibuja en la fabulosa Garganta del Diablo, el más importante de los 275 saltos que caen estrepitosamente en infinidad de cascadas, deslumbrando las miradas atónitas y tentando al riesgo.

Modernas y laberínticas pasarelas permiten el descubrimiento de cada rincón de este paraíso en plena Misiones, aunque más aventurado aún resulta internarse en las mismísimas Cataratas a bordo de embarcaciones especialmente preparadas para tal fin. Adrenalina, vértigo y las más apasionantes sensaciones inundarán el alma en cualquiera de los caminos que se elija tomar en los alrededores de las Cataratas del Iguazú, por lo que es recomendable no omitir el trayecto de ninguno de ellos, y disfrutar sin restricciones de la frescura del agua y la perfección del paisaje.

El intenso y extenuante recorrido, a causa de la humedad del ambiente, no afecta la emoción de vivir esta satisfactoria experiencia que quedará guardada en la memoria exigiendo siempre la ansiada repetición.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *